La terapia acuática facilita el progreso en la recuperación de los pacientes con ataxia